Asma

Image
NSF

El asma, conocida médicamente como hiperreactividad bronquial, es una condición crónica de los pulmones que afecta a cerca de 20 millones de estadounidenses. Los síntomas del asma ocurren cuando se inflama y se comprime la vía aérea haciendo difícil el respirar. De acuerdo al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de la Salud, los casos de asma han aumentado en las útimas dos décadas. Ambas, las enfermedades y la muerte relacionadas al asma han aumentado. No se sabe qué causa el asma o por qué la incidencia de la enfermedad continúa aumentando, pero se ha sugerido que puede ser el resultado de factores del medio ambiente tales como el aumento de exposición a la contaminación ambiental o a alérgenos en las casas. Su aumento también puede estar relacionado al aumento en obesidad que está ocurriendo simultáneamente. Muchos investigadores están buscando un factor genético para el asma basados en el hecho de que una persona tiene un riesgo más alto de contraer el asma si un miembro de su familia sufre de ella. Sea lo que sea que cause el asma, es una condición seria y a veces fatal que necesita tratamiento adecuado.

Las personas con asma con frecuencia sufren de tos, jadeo y ahogo por la noche lo cual disturba su sueño. No es claro si hay un factor de ritmo circadiano (el ritmo circadiano es el ritmo de las funciones biológicas que ocurren en un ciclo periódico de 24 horas) responsable por estos disturbios nocturnos o si el sueño de alguna manera contribuye a ellos, pero los estudios designados a descubrir la influencia exacta del sueño o de los ritmos circadianos sobre el asma han sido en gran parte inconclusos. Aún así muchos investigadores médicos creen que los síntomas asmáticos son por lo menos parcialmente debidos a los ritmos circadianos y usan el término “asma nocturna” para describir el fenómeno en que los síntomas del asma se empeoran por la noche. No todas las personas que sufren de asma experimentan asma nocturna. Las que la sufren deben discutir sus síntomas con su médico para desarrollar un plan de tratamiento que confronte esta condición nocturna. Las personas con asma deben saber que el asma nocturna está asociada con una enfermadad más severa y con un aumento en la mortalidad.

Hay varios mecanismos fundamentales que pueden aclarar cómo y por qué la noche parece empeorar los síntomas del asma. Primero, la resistencia al flujo de aire en la vía aérea aumenta durante la noche, no importa si la persona duerme o no, aunque el aumento es mayor si la persona duerme. Segundo, se ha demostrado que la función pulmonar es mejor momentos antes de comenzar el sueño y disminuye mientras el sueño progresa. Este fenómeno ocurre en todas las personas, aunque su efecto tiende a ser mayor para las personas con asma. Estos cambios en la vía aérea típicamente no interfieren con el sueño en personas saludables. Sin embargo, las personas con asma frecuentemente muestran los primeros síntomas de su enfermedad durante el sueño.

Aunque el asma afecta a personas de todas las edades, con frecuencia comienza en la niñez y es más común en niños que en adultos. Es extremadamente importante para niños con asma lograr un sueño adecuado. De acuerdo a una encuesta Harris de abril del año 2005 para la Fundación Americana de Asma y Alergias, el 48% de los niños que sufren de asma no duermen bien como resultado del asma. También, el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre de los Institutos Nacionales de la Salud reporta que el asma es una de las causas principales para que los niños falten a la escuela.

En un estudio publicado en Archivos de Enfermedades en Niños (Archives of Diseases in Children), el trastorno del sueño fue estudiado en niños con asma nocturna. Los investigadores encontraron que niños cuyo sueño era trastornado por asma nocturna también mostraban signos de problemas psicológicos y de menor rendimiento en la escuela. Sin embargo, también encontraron que si se les daba tratamiento para mejorar los síntomas nocturnos y así reducir el trastorno del sueño presentaban un mejoramiento en la función mental. Este y otros estudios presentan evidencia que los efectos del asma sobre el sueño y las posibles consecuencias psicológicas son aspectos importantes del cuidado al paciente con asma.

Aunque la causa del asma no es conocida, es importante para una persona con asma conocer los factores que pueden provocar un ataque asmático. Los siguientes son los más comunes:

 

  • Resfriados
  • Gripe y viruses
  • Polvo y/o ácaros del polvo
  • Alérgenos incluyendo el moho
  • Caspa animal
  • Humo
  • Olores fuertes
  • Ejercicio
  • Reflujo gastroesofagico
  • El Clima
  • Medicamentos*
  • Alimentos
  • Emociones
  • Risa

 

*Los medicamentos que pueden incitar el asma incluyen drogas anti-inflamatorias (aspirina, y otros analgésicos sin prescripción) y bloqueadores beta (para hipertensión arterial, dolores de migraña, etc.).

Revisado por Barbara Phillips, M.D., M.S.P.H. el 30 de junio del 2005

La traducción a Español por Francisco Perez-Guerra, MD, el 12 de diciembre del 2005